Logo MBS Marketing Digital

Las 7 preguntas que debes hacer antes de lanzar una tienda online

SERVICIO DE TIENDA ONLINE

Para entender cuál es el precio de una tienda online, en primer lugar es necesario saber que éste depende completamente de las características del proyecto. De forma sencilla, si vamos a emprender un proyecto de tienda online pequeño, como podría ser una startup o una tienda física que quiere dar el salto al mundo digital, los precios rondan, siempre hablando de desarrollos profesionales, entre los 1000 y 2000 euros aproximadamente, teniendo en cuenta que esta estimación siempre está influenciada por aspectos como las funcionalidades extra que se quieran añadir, traducciones a otros idiomas, diseños personalizados y otros factores que pueden aumentar este presupuesto.

Pero antes de tomar una decisión entre varios presupuestos o incluso plantearse lanzar una tienda online, recuerda:

No hay tiendas online "caras" o "baratas", sino rentables o no rentables

¿Qué significa que una tienda online sea rentable? Imaginemos que como empresarios gastamos 500 euros en un proyecto para digitalizar nuestra tienda física. Tras el desarrollo, nos entregan las claves y una dirección web y nos informan de que a partir de ahora este proyecto es nuestra completa responsabilidad. Cuando accedemos, todo parece normal aunque no hemos podido añadir ninguna funcionalidad tan necesaria como una pasarela de pago para tarjetas, el diseño es extremadamente parecido a los otros millones de tiendas online que circulan por Internet, y cuando accedemos al panel de administración, nos perdemos intentando entender qué es, para qué sirven y cómo funcionan la mayoría de las opciones que aparecen en el panel. Y lo peor de todo: no tenemos ventas, debido a que la página ha quedado totalmente perdida en un mar de competencia y el presupuesto que destinamos a este proyecto ha quedado en fondo perdido.

Ejemplo metafórico sobre invertir 500 euros comparado con 1500 en una tienda online
Diferencia entre invertir 500 y 1500 euros en una tienda online

En cambio, imagine ahora que invertimos 1500 euros en nuestra tienda online y, guiados por los profesionales encargados del desarrollo, en pocas semanas contamos con una herramienta de venta totalmente personalizada, desde el diseño, que es exactamente como nos lo imaginábamos, a la posibilidad de añadir cualquier tipo de producto, característica o función nueva que necesitemos. Tras esto, nos asesoran sobre cómo utilizar las herramientas que utilizaremos para funciones tales como subir nuevos productos, cambiar características o añadir variantes de los mismos, aplicar ofertas y otras prácticas que son comunes a todas las tiendas online. Finalmente, nos explican que gracias al trabajo destinado al posicionamiento de la tienda en buscadores o SEO, nuestra tienda está apareciendo en los primeros resultados de Google e incluso siendo recomendada por asistentes como Siri o Cortana, por lo que los primeros clientes no tardan en llegar y, tras continuar colaborando un tiempo más, nuestra tienda se ha convertido en una fuente de ingresos a nuestra medida.

Siempre dependiendo de las características del proyecto, nos encontramos con que la media de tiempo que se tarda en hacer una tienda online es de aproximadamente 1 mes, pudiendo este tiempo en la mayoría de ocasiones alargarse varios meses más, en aquellos casos en los que la tienda requiera de funcionalidades o características adaptadas al cliente o de diseños o programación a medida. Para entender mejor cómo es el proceso desde dentro de un equipo de desarrollo profesional, a continuación se expone una lista con un proceso de desarrollo típico de tienda online, desde el punto de vista de un cliente de una agencia de marketing:

  • 1Contacto con el cliente72 horas (3 días) aprox.Evaluación de las necesidades del negocio y de los requisitos del cliente.
  • 2Propuesta de soluciones24 horas (1 día) aprox.Explicación de diferentes soluciones para el cliente junto con la presentación de varios presupuestos y la entrega de una breve guía de cómo se va a desarrollar el proyecto: Fases, tiempos y preguntas frecuentes. En este punto se suelen resolver las dudas y se solicitan al cliente (en la mayoría de ocasiones) algunos contenidos como logotipos, textos corporativos, datos de contacto profesionales, imágenes, etc.
  • 3El proyecto está en desarrollo720 horas (1 mes) aprox.Puntualmente cada semana el equipo contacta con el cliente para mostrarle los avances en la tienda online y evaluar si la tienda online está avanzando según las expectativas del cliente. En este punto el cliente evalúa el avance del proyecto, que previamente había contado con su supervisión, y facilita los documentos que quedaran restantes, debido a que en algunos casos es necesario avanzar antes de conocer qué documentos se van a utilizar o en qué formato.
  • 4El proyecto es un MPV72 horas (3 días) aprox.Como MPV, o mínimo producto viable, el ecommerce es lo suficientemente estable como para cumplir con todos los requisitos solicitados y ser utilizable por cualquier persona, aún a falta de algunos detalles que se completarán más adelante. Por ejemplo, el listado de productos que se importará en la tienda online, el listado de futuras promociones para programarlas y permitir que se activen de forma automática en la tienda, los datos necesarios para activar una pasarela de pago compatible con todas las tarjetas y divisas, etc.
  • 5Entrega de la tienda online24 horas (1 día) aprox.El equipo ultima los detalles finales y guía al cliente en la entrega de su tienda online, explicando cómo utilizar las herramientas de su panel de administración (también conocido como backoffice) y, en caso de que se cuente con un plan de mantenimiento, el equipo irá facilitando mensualmente al cliente aquellos datos relevantes para tomar decisiones importantes para su negocio, dar nuevos consejos que mejorarán sus ventas online y cualquier otra actividad que pudieran haber acordado, ya que las posibilidades pueden ser muy amplias.
TIEMPO FINAL ESTIMADO:
1 mes y 7 días

Como se ha expuesto, la colaboración del cliente es totalmente necesaria en la mayoría de los proyectos, por lo que a no ser que sea autogestionado (en los casos en los que una empresa cuenta con un equipo propio de desarrollo o que el empresario disponga de conocimientos de programación, SEO, las herramientas de desarrollo y los demás aspectos necesarios para el correcto desarrollo de una tienda online y de su posicionamiento en buscadores), el tiempo que transcurre desde el primer contacto al proyecto totalmente funcional puede abarcar desde 1 mes a los varios meses, dependiendo en gran medida de la resolución del cliente a colaborar con el equipo de desarrollo.

Cuando se trata de los pasos a seguir para lanzar una tienda online, generalmente se hace de la siguiente manera:

  • 1Las bases comunesEn primer lugar deben completarse todos los prodecimientos legales para poner en marcha un negocio, como por ejemplo y, dependiendo del país y de las características del negocio, la constitución de la empresa, o si ya hubiera una completar el trámite para dar de alta la empresa para que la venta online sea una de las actividades asociadas al negocio.
  • 2Los mecanismos A continuación, se definen el modelo de negocio y se detallan aspectos como el método de funcionamiento, ya que al elegir proveedores, almacenaje, etc., es necesario definir si nos acogeremos a la modalidad de dropshipping (en la que la empresa no posee mercancía propia y actúa sólo de intermediario entre las marcas y los clientes finales a través de su ecommerce a cambio de una comisión), o si por el contrario optaremos por el método tradicional de gestionar un inventario físico.
  • 3aEl desarrollo (1/2)En lo que respecta al desarrollo de la tienda online, uno de los pasos más importantes a completar por parte del cliente (hablando desde la perspectiva de un desarrollador ecommerce) consiste en la definición de las funcionalidades, en caso de que este solicite reservas online, un sistema de gestión de facturas, un panel de administración de clientes (en el caso de academias, clínicas y otros negocios con una cartera de clientes o un sistema de fidelización) y de la imagen corporativa (logos, colores, filosofía, etc.).
  • 3bEl desarrollo (2/2) De esta manera, dependiendo de si va a encargarse una persona sin conocimientos de ecommerce, una persona con conocimientos de programación, un equipo de desarrollo interno o una agencia de desarrollo externa, los tiempos suelen variar, pero desde la elección de un nombre de dominio (mitiendaonline.es) y su hosting (el espacio donde se almacena la tienda online y todos los recursos que necesita para funcionar correctamente) al copywriting (la redacción de los textos que, aunque sea un concepto novedoso, está demostrado que puede aumentar significativamente la conversión a compra de los usuarios de un ecommerce), pasando por el diseño o la ejecución de la estrategia de SEO, la cooperación entre el cliente y el equipo de desarrollo o la autogestión (en el caso de que todo el desarrollo lo lleve a cabo una sola persona) son herramientas imprescindibles para completar con éxito este tipo de proyectos, además de un vasto conocimiento en múltiples áreas, una cierta experiencia en estos desarrollos y la infraestructura adecuada tanto para desarrollar como para mantener una tienda online.
  • 4El crecimientoAsimismo, la gestión del inventario, la actualización del blog o contenidos promocionales, así como el análisis del volumen de usuarios en nuestra tienda online y su comportamiento para poder optimizar su diseño, y la promoción de nuestra tienda y su posicionamiento en buscadores son aspectos que deben continuar alimentándose durante la vida de una tienda online, no sólo durante su desarrollo, por lo que podríamos considerar como el último paso el mantenimiento y la optimización frecuente de nuestro ecommerce.

Finalmente, para aquellos negocios que han decidido aventurarse solos en un proyecto de este tipo, se recomienda dejar en manos de empresas de reputación los aspectos de dominio y hosting, de forma que podamos centrarnos en la elección un CMS (Prestashop, Woocomerce, Shopify, Opencart...) y en la gestión de nuestra tienda y nuestros clientes, sin preocuparnos de configurar y mantener un servidor web. Para ello, una buena opción para empezar serían los planes de dominio y hosting de IONOS.

La pregunta que todos debemos hacernos ante un servicio adicional como lo es un mantenimiento en una tienda online es si lo necesitamos, ya que, en la mayoría de ocasiones, no será necesario, siempre y cuando las características tanto del negocio como del ecommerce lo permitan. Cuando hablamos de negocios con un mayor volumen de ventas online es cuando podemos plantearnos otros servicios adicionales, entre los que se incluye el mantenimiento. No obstante, es recomendable entender los casos en los que un mantenimiento es recomendable y en cuales no:

  • 1Negocios que desarrollan su actuvidad en el mundo físico Mantenimiento opcional (casi no influye en las ventas) Bufetes de abogados, academias de idiomas, clínicas de fisioterapia, hoteles, etc.; en definitiva, negocios cuya facturación proceda del sector servicios. Para estas empresas, una tienda online supone una entrada de clientes y abre nuevas posiblidades, como poder facturar literalmente en cualquier momento o ser una herramienta totalmente independiente que convierte clientes y genera ventas por sí misma. En estos casos, en el propio desarrollo del ecommerce se deberían incluir todas las funcionalidades que permiten que esta herramienta funcione correctemente, así como informar a las personas encargadas de gestionarla aquellas instrucciones y recursos necesarios, por lo que el ecommerce debería seguir funcionando con total normalidad siempre y cuando se abonen las cuotas por el nombre de dominio y hosting a las empresas correspondientes. El mantenimiento en estos casos no sería necesario, ya que las empresas que funcionan en el mundo físico generalmente lo hacen de forma local, por lo que una vez desarrollada, una tienda online debería funcionar correctamente sin necesidad de ningún ajuste, quitando algún caso puntual.
  • 2Mayoristas, fabricantes y franquicias Mantenimiento recomendado (influye en las ventas)Para estos 3 tipos de negocio suele ser recomendable contar con un plan que permita optimizar el posicionamiento, el funnel de ventas y la seguridad. Estos negocios suelen facturar a nivel nacional o internacional, o con grandes volúmenes de venta y una cartera de clientes amplia, por lo que los cambios suelen ser constantes. Disponer de la posibilidad de comunicar de manera inmediata, de transformar nuestros escaparates, ofertas, precios, promociones y otros aspectos vitales mejora la calidad general del canal de venta digital y permite solventar necesidades individuales gracias a la colaboración mantenida en el tiempo.
  • 3Pymes con un volumen de ventas alto o mucha competencia Mantenimiento recomendado (influye en las ventas) Hay empresas que, aunque gestionadas por un equipo pequeño o de forma familiar, cuentan con un volumen de facturación elevado. En estos casos, si el canal de venta online representa un objetivo significativo en los planes de los empresarios, es recomendable contar con la asesoría de un equipo cuya misión consiste en guiarlos en todos los pasos que llevan a aumentar sus ventas. En los casos de empresas que reciban del canal online una parte importante de su facturación, cuya actividad se desarrolle de manera local, y que presenten un elevado grado de competencia (a nivel online) es recomendable optimizar de manera frecuente los contenidos, aplicar cambios que favorezcan el SEO del ecommerce, tener el control constante y completo de los clientes y sus actividades en nuestro site para poder guiarles mejor más adelante y disponer de canales de comunicación habilitados con el fin de aumentar la conversión de nuestros clientes potenciales o leads generando finalmente ventas con mayor pedido medio y frecuencia.
  • 4Startups Mantenimiento recomendado (influye en las ventas) En el caso de startups, las cuales suelen asentar su estrategia de facturación directamente en el canal online con prácticas como dropshipping o cuya oferta se centra en productos de fabricación propia, es necesaria una constante optimización del SEO del ecommerce con el fin de destacar en los resultados de búsqueda para las consultas sobre el producto o servicio que nosotros cubrimos. Asimismo, los test A/B y otro tipo de prácticas permiten optimizar aspectos como los CTAs (call to action o llamada a la acción), textos, recursos, diseño y otros aspectos técnicos que aumentarán la visibilidad, conversión y viralidad de la marca cuando se trata de una startup.

Como último aspecto relevante, es importante saber que dependiendo de la agencia o profesional que desarrolle o mantenga nuestra tienda online, este mantenimiento podrá ser distribuido con un formato de bolsa de horas (pudiendo el cliente utilizar los servicios de la agencia sólo el número de horas establecido, que suele rondar las 5, y debiendo abonar a mayor precio las horas adicionales que el cliente pudiera requerir), o con una tarifa plana, que suele contar con asistencia completa así como un trabajo constante de optimización del ecommerce.

En lo que respecta a la gestión de una tienda online, las tareas son diferentes en función de las características del ecommerce, de la tecnología utilizada para desarrollarlo, y de los recursos con los que un negocio cuente. No obstante, hay actividades que son comunes a la mayoría de las tiendas online, como la actualización de productos, precios y promociones o la administración de las facturas y otros documentos financieros, y una herramienta fundamental: el backoffice. En este panel o espacio digital, los responsables de un site realizan las tareas encaminadas a mantener y nutrir evalúan los datos recogidos para tomar decisiones que permitan optimizar el canal de venta online y, por lo tanto, el negocio que hay detrás. En función de las capacidades de la persona o el equipo encargado del mantenimiento de un ecommerce, las tareas principales encaminadas a optimizarlo pueden variar. A continuación se detallan las más comunes, indicadas como básicas o avanzadas:

Tareas de gestión de una tienda online
TAREAS BÁSICAS ("BÁSICA") Y AVANZADAS ("AVANZ.") EN LA GESTIÓN DE UN ECOMMERCE
BÁSICA Gestión de productos e inventario
AVANZ. Analítica web y evaluación de oportunidades de negocio
BÁSICA Gestión de facturas, presupuestos, albaranes, etc.
AVANZ. Desarrollo de nuevas funcionalidades o características a medida
BÁSICA Aplicación de promociones u ofertas
AVANZ. Mejora de la conversión a clientes
BÁSICA Promoción local en los canales digitales
AVANZ. Optimización SEO
BÁSICA Cambio de descripciones y otros textos informativos
AVANZ. Actualización y seguridad del servidor y CDN

Como se detalla, hay tareas como la optimización de SEO (que permite posicionarse en los primeros puestos de los resultados de los buscadores y ser recomendado por los mismos), mejora de la conversión o desarrollo de caracterísicas a medida que requieren de conocimientos, experiencia y el equipo y configuración adecuados para poder llevar a cabo estas y otras funciones que permiten destacar sobre la competencia y aumentar tanto el monto total de las ventas como el del carrito medio (uno de los indicadores más significativos en una tienda online ya que supone el desembolso medio por cliente que se realiza en un site). Asimismo, es necesario abordar también otros aspectos de un ecommerce cuando se trata de su gestión, como el perfil de Google Business, la estrategia de redes sociales, la optimización en los tiempos de carga y diseño, etc., tareas que requieren de otras herramientas, entornos de trabajo y prácticas profesionales diferentes, de forma que se trabaje el canal de ventas online de forme holística (teniendo en cuenta todos los aspectos como piezas que componen un "todo").

Identificar oportunidades de negocio, optimizar funneles o embudos de conversión y otras tareas de optimización, promoción y posicionamiento son actividades que deben estar incluidas como parte de las estrategias seguidas por el negocio, debido a que un ecommerce, ya sea la fuente principal de ingresos de una empresa o un canal de ventas adicional, está compuesto por muchos elementos y sustentado por la suma de diferentes factores, por lo que es recomendable atender aquellas actividades de gestión que sean factibles de forma interna y apoyarse en un equipo o profesional externo para aquellas que sean más difíciles de abordar. Recordemos por tanto la importancia de gestionar correctamente todos los aspectos de una tienda online, ya que su eficacia reside en la suma de numeros factores y, como recita el dicho: "Una cadena se rompe por el eslabón más débil".

A la hora de elegir un modelo de venta para nuestro ecommerce, debemos tener en cuenta factores como: si disponemos de almacén o capacidad de producción o fabricación propia, si utilizaremos nuestra propia marca en el embalaje y etiquetado de los productos o por otra parte haremos de intermediarios entre marcas de terceros y sus clientes. Las posiblidades existentes, asentadas en modelos de funcionamiento ampliamente utilizados por todo tipo de sectores, permiten combinar estos factores para ofrecer modelos que servirán como arquetipo para cualquier tienda online. A continuación se exponen los modelos de venta más utilizados:

  • Dropshipping
    Ilustración sobre dropshipping como modelo de ecommerce
    Explicación de dropshipping como modelo de ecommerce
    Nuestro ecommerce permanece constantemente conectado a uno o varios proveedores, los cuales ofrecen sus productos a través de nuestro ecommerce y, con usualmente, a un centenar más. En el momento en que un usuario realiza una compra en nuestra tienda online, el proveedor correspondiente recibe el pago efectuado por el producto y las instrucciones de entrega y facturación del pedido, y envía directamente al cliente el producto, entregando finalmente al intermediario (el ecommerce donde se ha efectuado la compra) la comisión correspondiente. Es conveniente recordar que con esta modalidad, el etiquetado y embalaje de los productos lucirán el branding (o imagen de marca) del proveedor, por lo que aplicar dropshipping en nuestro ecommerce nos limitará a ofrecer productos de terceros.
  • Suscripción
    Ilustración sobre suscripción como modelo de ecommerce
    Explicación de venta por suscripción como modelo de ecommerce
    Este modelo consiste en enviar periódicamente uno o varios productos, en función del plan de suscripción que haya elegido el consumidor. Generalmente los usuarios de venta por suscripción pertenecen a nichos muy específicos sobre un interés en concreto, como la lectura, la enología o el coleccionismo, por citar algunos nichos representativos. La frecuencia de envío y los productos recibidos varían en función de cada ecommerce. Respecto al etiquetado y embalaje de los productos enviados, estos pueden proceder de cualquier modalidad de venta descrita en esta lista, ya que el modelo por suscripción se enfoca principalmente en la frecuencia de envío, siendo necesario aplicarlo junto con al menos uno de los otros modelos venta.
  • Private labeling
    Ilustración sobre private labeling como modelo de ecommerce
    Explicación de private labeling como modelo de ecommerce
    Nuestra marca debe contar con al menos un fabricante para su cadena de producción. Este modelo consiste en encargar a un tercero la fabricación de un producto diseñado por nuestra empresa. Asimismo, se encarga del etiquetado y embalaje con nuestra marca, pudiendo en este punto entregarnos el stock para su venta por una tienda online propia o bien distribuirlo también a través de marketplaces como Amazon, Facebook Marketplace y otros más específicos, como Etsy, citando algunos.
  • White labeling
    Ilustración sobre white labeling como modelo de ecommercee
    Explicación de whitelabeling como modelo de ecommerce
    Si nuestro ecommerce ofrece productos mediante este método, los consumidores reciben un producto con el etiquetado y empaquetado por nuestro ecommerce, pero fabricado por un tercero con marca blanca. Los productos fabricados para servir este modelo de venta son también ofrecidos por otros ecommerce bajo otras marcas, debido a que estos productos pueden ser etiquetados y empaquetados con la marca que los ofrezca, por lo que la competencia resultante exige un esfuerzo adicional en tareas de SEO y optimización de funneles de conversión para ganar visibilidad y confianza por nuestros clientes, siendo los programas de envío, devolución y el servicio de atención al cliente aspectos decisivos en la fidelización de los mismos, evitando de esta manera perder un usuario que puede encontrar nuestros productos en otros ecommerce con facilidad.
  • Wholesaling and warehousing
    Ilustración sobre wholesaling y warehousing como modelo de ecommerce
    Explicación de wholesaling y warehousing como modelo de ecommerce
    Este modelo de venta puede considerarse el más tradicional al centrar todo el sistema de producción, distribución y venta en la misma empresa. De esta manera, tanto la fabricación de los productos como el etiquetado y embalaje es controlada por la propia marca, así como el inventario y los ecommerce que ofrecen estos productos. En esta modalidad es común que las empresas que practican este modelo de venta también sean los fabricantes de otras marcas que emplean algún otro de los métodos expuestos en esta lista.